La marca de ciudad

La marca de una ciudad nace de escuchar las necesidades y los retos pendientes de la sociedad que coinciden con el Gobierno y la Corporación municipal. 

El city branding es afectivo y efectivo. Una buena marca de ciudad es global, abierta, relacional, transparente y vigorosa. Moviliza las mentes y las actitudes a favor de los valores cívicos y hace cómplices a los ciudadanos.

La marca acompaña al escudo de la ciudad que es la tradición.  Renueva los nuevos retos y demandas de la sociedad. Ofrece liderazgo al Gobierno local. Ordena prioridades comunicativas que hacen más visible y reputada a la ciudad.

El city branding de Oporto es más que un logotipo

La campaña de city branding ¿Cuál es tu Oporto? reflejada en una calle de Oporto.

Las ciudades con más identidad visual se posicionan mejor ante sus competidoras. Hay ciudades con marca, branding, y ciudades con reputación por historia, patrimonio, idiosincrasia, clima, servicios… que no acaban de despegar por falta de proyección de sus atributos y tienen menor visibilidad.

El proyecto. La idea es que cada residente o visitante tiene su propio Oporto particular, plural y global. Oporto genera un vínculo de pertenencia fundamental para el desarrollo de la marca de ciudad. Cada persona encuentra en la ciudad su propio Oporto. El equipo de diseño de Eduardo Aires White conjugó los distintos conceptos de la ciudad y los llevó a la seña de identidad de los azulejos representando los iconos para que cada cada ciudadano se sientiera representado en la nueva identidad de Oporto.

Ante la gran pregunta: ¿Cuál es tu Oporto? nació un place branding que describe el interminable número de respuestas. Mostrar todas las ciudades que existen en un mismo territorio es lo que se disfruta en este magnífico trabajo de diseño de marca para generar más visibilidad y atracción a Oporto. El branding de Oporto es mucho más que un logotipo aislado. Cuenta con la bella complejidad de 60 iconos geométricos inspirados en sus azulejos representando vida, historias y personalidad.

La buena marca de ciudad es la que describe la idiosincrasia colectiva

Barcelona es una ciudad con un conflicto político social que invierte en convivencia y el entendimiento.

Barcelona es una ciudad con un conflicto político social que invierte dinero público en una marca que persigue la convivencia y el entendimiento.

La gran realidad es que todos hacemos marca de ciudad (citybranding) porque generamos conductas que pueden ser positivas o negativas de cara al visitante, viajero, turista y residente.

Una ciudad es un espacio público vivo y genera percepciones agradables y desagradables para quienes se mueven en calles y plazas. La imagen que reportan las personas generan reputación y, por tanto, deseos de viajar y conocer, de invertir, de estudiar, …

Los ayuntamientos deben generar esa buena relación ciudadana para que, a su vez, se proyecte la idiosincrasia social en una potente marca que describa la verdad y no un logotipo estético en la forma y falso en el fondo. La mala comunicación parte de no decir la verdad, de intentar engañar al receptor generando expectativas inexistentes.

La buena marca de ciudad no es la publicitaria sino la real. Es decir, la realidad que se desprende de la vida cotidiana de todos los que conviven.  Esas ciudades son las que trabajan, sin parar,  por incrementar la calidad de vida, las que innovan, las que se esfuerzan en la sostenibilidad. Esas ciudades que son proactivas, vanguardistas, valientes, humanas, con un urbanismo justo y solidario, sin ventajas ni prebendas para nadie. Estas ciudades tienen la marca más potente. Estos municipios acaban siendo referencia para los demás. Son marcas de ciudad que se sustentan en un principio de acción que es mejorar la vida del residente y del visitante interrelacionados permanente y ofrecen una magnífica imagen (branding) de su carácter e idiosincrasia.

Buena iniciativa para el posicionamiento de marca de Córdoba

cordoba

En Córdoba quieren avanzar en cuanto a la proyección de la imagen y reputación de la ciudad en el mundo. En la web de la Universidad de Córdoba (UCO) explican un interesante proceso que muchas ciudades medias españolas podrían desarrollar. Aquí adjuntamos el proceso explicados por ellos:

El proyecto para determinar el posicionamiento de la Marca Territorial Córdoba, promovido por la Asociación Cordobaactiva, vincula a tres pilares básicos de la sociedad cordobesa, que financian y participan activamente en el desarrollo del mismo.

Este proyecto comienza con fuerza y nace con un firme compromiso de las diferentes entidades públicas y empresas cordobesas que participan en él: la Universidad de Córdoba, el Ayuntamiento, a través del Imdeec, la Diputación, y empresas como COVAP, ACEITUNAS TORRENT como patrocinadores oficiales, así como Grupo Faasa e Iluminaciones Ximénez como otros patrocinios.

Para comenzar la ejecución del proyecto se ha realizado la primera mesa de trabajo, contemplada como instrumento de impulso y evaluación del mismo. Esta primera mesa de trabajo ha tenido lugar, en la sede de la asociación Cordoba Activa, contando con la participación de representantes de las instituciones públicas, de la UCO y de las empresas cordobesas patrocinadoras.

En el transcurso de esta primera mesa de trabajo, se han tratado temas primordiales para el desarrollo eficaz del proyecto, como la formación efectiva del Comité Director, la presentación del equipo técnico encargado de desarrollar el proyecto. Forman parte de este Comité Director representantes del Imdeec, de la Diputación, de la Asociación Cordobaactiva, de la UCO y de las empresas patrocinadoras del proyecto: COVAP, Aceitunas Torrent, acordando también la participación en las diferentes mesas de trabajo, que se desarrollarán, de representantes de Grupo Faasa e Iluminaciones Ximénez.

El coordinador del proyecto, Leónidas Cabrera, explicó con detenimiento el desarrollo y los principales hitos del proyecto, así como el cronograma previsto para su ejecución.

En la primera fase de este proyecto se realizará un estudio sobre las percepciones que se tienen sobre Córdoba, capital y provincia, como territorio cohesionado. Dicho estudio se realizará a nivel provincial, a nivel nacional y a nivel internacional. Las conclusiones obtenidas de este análisis serán compartidas y debatidas en las siguientes mesas de trabajo. A raíz de estas percepciones se configurará la identidad de Córdoba, que permitirá determinar la posición ideal de este territorio y definir las estrategias idóneas para alcanzarla.

Por último, en esta primera mesa, como muestra de la cohesión que impregna este proyecto, se acuerda que las siguientes mesas se desarrollen en la provincia, en las sedes de las empresas que integran el comité como patrocinadores oficiales COVAP Y Aceitunas Torrent.

A lo largo de la ejecución del proyecto, hasta finales de diciembre, se realizarán tres mesas más de trabajo, promoviendo la participación, tanto de las empresas cordobesas patrocinadoras, como del Ayuntamiento y la Diputación.

Por último se acordó celebrar la 2ª Mesa de trabajo en la semana del 2 al 6 de octubre. Será un proceso de trabajo integrador y abierto del que se espera un gran consenso para el éxito del Posicionamiento del a Marca Territorial Córdoba

Barcelona 92 o el city branding perfecto

city-branding-JJ.OO-Barcelona

Los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 han sido, a juicio de los expertos, la mejor y más eficaz estrategia de city branding llevada a cabo en España hasta el momento. A 25 años de su celebración, repasamos los hitos más importantes de este acontecimiento que marcó un antes y un después en la historia de la comunicación y los eventos, gracias al talento de profesionales como Luis Bassat y el equipo de Ovideo-Bassat-Sport.

Una olimpiada convierte al anfitrión en el centro del mundo. Como explica Emilio Fernández Peña en su libro “Juegos Olímpicos, televisión y redes sociales”, estos macro-acontecimientos deportivos “son un elemento importante del city branding, es decir, del “proceso de construir una imagen internacional positiva de la ciudad que alimente, además, sus sectores productivos ligados al ocio, los congresos y las tecnologías de la información y la comunicación”.

El de los JJ.OO. de Barcelona es un caso de éxito, no solo por la brillante organización sino también por rentabilización posterior. Tanto para Barcelona, en concreto, como para la marca España. De hecho, se estudia en las escuelas de marketing y de negocios como un ejemplo perfecto de marketing de ciudades. El boom turístico del que ahora se queja la capital catalana, así como su elección como sede del Mobile Word Congress y de centros formativos o multinacionales son el fruto de la eficaz maquinaria de branding, mercadotecnia y comunicación puesta en marcha hace ahora 25 años.

Fuente: ipmark.com

 

Cinco dimensiones que evalúan las ciudades

El estudio de GFK y Simon Anholt, experto en identidad e imagen, evalúa la potencia y el atractivo de cada ciudad y ofrece una perspectiva holística basada en cinco dimensiones:

La primera es la presencia, el estatus y prestigio internacional de la ciudad y ese nivel no se consigue sin ser muy activos, sin ofrecer eventos permanentemente que genere un posicionamiento de la urbe en el competitivo mapa mundial de las ciudades líderes, de las ciudades-estado.

Hay una dimensión que es clave  y es la que agrupa el aspecto exterior de la ciudad, facilidades de transporte, nivel de los servicios públicos y un hospedaje accesible. Es esencial que la ciudad funcione notablemente para los residentes porque es síntoma de que el gran espacio de convivencia para una comunidad de millares de personas está abierto a los viajeros y a los inversores. Cada gobierno local debe trabajar arduamente en que la vida sea un conjunto de facilidades que atraigan desarrollo.

Otro elemento clave es la gente: diversidad cultural, amabilidad, seguridad. La idiosincrasia de una sociedad atrae o repele. El viajero y el inversor buscan espacios abiertos y nada endogámicos para disfrutar o proyectar sus inversiones.

El pulso de una sociedad es vital para evaluar una urbe. Las cosas interesantes que hacer. Una ciudad proactiva, con iniciativa, con creatividad, con eventos que reinventan constantemente la imagen de esa ciudad aporta la atracción que hoy está faltando al 90% de las urbes del mundo.

Y por último el potencial de la localidad, es decir: las oportunidades económicas y educativas de que dispone. Es la dimensión más compleja porque, a veces, crear esta dimensión demanda  décadas de esfuerzos continuados con una línea de inversiones públicas y privadas muy coherente.

Las ciudades innovadoras, preparadas y abiertas son las que tienen mayor proyección

La marca Think London te dice lo que debes hacer: posicionar la marca en tu mente.

La marca Think London te dice lo que debes hacer: posicionar la marca en tu mente.

La consultora PwC ha realizado un estudio sobre las “Ciudades con mayor proyección de futuro” elige 30 ciudades consideradas como urbes con una proyección de futuro. Lo verdaderamente importante no es tanto cuáles son estas ciudades sino los tres atributos que las hacen líderes para encarar con garantías el futuro. A saber:

  • La ciudad debe ser inteligente e innovadoras que se valora atendiendo el porcentaje de población con estudios superiores, el número de bibliotecas públicas o la facilidad para emprender proyectos empresariales.
  • Las urbes que están tecnológicamente preparadas, que cuentan con infraestructuras como calidad de banda ancha, internet en los colegios, participan de la economía digital, …
  • Y las ciudades que mejor están conectadas, las abiertas al mundo desde un punto de vista comercial, cultural y social (número de habitaciones de hotel, cuántos aeropuertos y su flujo de pasajeros y turistas internacionales o la cantidad de reuniones internacionales que se celebran).

Con potencial económico, pero sin descuidar los aspectos sociales. Así son las ciudades con mayor proyección de futuro del mundo, según el informe Cities of Opportunity 2016, que cada dos años elabora PwC. El estudio analiza treinta grandes urbes de todo el mundo -a partir de 67 variables agrupadas en diez grandes indicadores-, consideradas buenos ejemplos de cómo debe ser una ciudad moderna y atractiva.

El estudio refleja que el equilibrio entre lo económico y lo social es clave para el éxito de las ciudades. La calidad de vida, el cuidado de los mayores o el acceso a la vivienda, entre otros, son también aspectos muy a tener en cuenta junto con los más estrictamente financieros y de negocio.

Estas tres claves son importantes para que un gobierno local sepa donde invertir su presupuesto y, si en el pasado, han hecho bien el desarrollo de las infraestructuras.

Londres se presenta, según PwC, como la ciudad que mejor cumple estas características. Otras: 2º Singapur, 3º Toronto, 4º París, 5º Amsterdam, 6º Nueva York, 7º Estocolmo y 8º San Francisco. Madrid se mantiene en la posición 16 y destaca por su conectividad global, que la convierte en una puerta de acceso global y por su red de transportes e infraestructuras.